2 Corintios 12:8.

“… Bástate, mi gracia pues mi poder se perfecciona en la debilidad…”.

Introducción: En una conferencia sobre las distintas religiones del mundo, los representantes de todos los credos daban sus puntos de vista sobre cuál era la diferencia  entre todas y cuál era el punto más distante entre una y otras…

C. S. Lewis.

– ¿Por qué tanta discusión?, el aporte exclusivo del cristianismo a la humanidad es la gracia…

La gracia del Señor es suficiente para:

Salvarme

“Porque por gracia ustedes han sido salvados mediante la fe; esto no procede de ustedes, sino que es el regalo de Dios, no por obras, para que nadie se jacte”        Efesios 2:8-9.

Me salvó por la gracia del Señor, mediante la fe…

No me salvó por:

Ser bueno: “…nadie es bueno sino sólo Dios” Lucas 18:19 (Al joven rico…).

Creer: Los demonios creen…

“¿Tú crees que hay un solo Dios? ¡Magnifico! También los demonios creen y tiemblan” Santiago 2:19. Cree para salvación es algo más…

Por arrodillarme frente a una cruz o frente a una imagen… “No hagas ningún ídolo ni nada que guarde semejanza con lo que hay arriba en el cielo, ni con lo que hay abajo en la tierra, ni con lo que hay en las aguas debajo de la tierra. No te inclines delante de ellos ni los adores yo, el Señor Dios soy celoso” Deuteronomio 5:8.

La gracia del Señor es suficiente para: satisfacer la ley mosáica.

Ahora que ha llegado la fe, ya no estamos sujetos a la ley” Gálatas 3:25.

Atravesar los puentes de las negaciones:

Puentes de negación (cuando tú no eres considerado y apreciado como tú piensas que debiera ser).

Ilustración: El presidente de la Universidad Cristiana de los Grandes Lagos, cuenta:

“Recuerdo que cuando yo era muchacho, jugaba en un equipo de ligas menores.

El entrenador: ¿Cuántos de ustedes sueñan con jugar algún día en las ligas mayores? Todos levantamos las manos: “Si eso ha de ocurrir… ¡ese sueño comienza ahora!”.

“Veinticinco años después me convertí en un entrenador e hice la misma pregunta… nadie levantó la mano… ¿Qué había entrado en la mente de esos chicos para robarles sus sueños?”.

La gracia del Señor es suficiente para creer en tí mismo…

La gracia del Señor es suficiente para que sueñes y logres tus sueños…

“… nadie me cause más problemas, porque yo llevo en mi cuerpo las marcas del Señor Jesús” Gálatas 6:17.

La gracia del Señor es suficiente para:

Que tengas paz en tu corazón…

Que aplastes los obstáculos.

Que te eleves por encima de la bruma de los malos recuerdos.

La gracia de Dios es suficiente para que:

Nadie te haga daño… (no lo permitas).

Para caminar con seguridad.

Para ser fuerte contra todo tipo de mal.

Para romper con tu pasado…

Para caminar hacia arriba…

Conclusión:

Lance Armstrong ganó el Tour de Francia por segunda vez en el 2000.

En 1999 cuando ganó por vez primera, había sido un sobreviviente de cáncer testicular. Luego el cáncer se le extendió a los pulmones y al cerebro.

No solo se recuperó, sino que compitió y ganó la carrera ciclística más prestigiosa del mundo.

Ese año no sólo ganó, sino que llegó con la enorme ventaja de seis minutos.

Si hubiese adversidad, mañana, habrá victoria “… vengan, póstrense reverentes, doblen las rodillas ante el Señor. Nosotros ¡Somos un rebaño bajo su cuidado!” Salmo 95:7.

“Pon tu confianza en el Señor: Ten valor cabra ánimo. ¡Pon tu esperanza en el Señor!”.

“… yo espero en el Dios de mi salvación. ¡Mi Dios me escuchará!” Miqueas 7:7

Escrito originalmente el 7 de abril, 2019.

Imagen |Stefano Rellandini / Reuters.

Por Rev. Dr. Heberto Becerra.

Hasta aquí nos ayudó Jehová (1 Sam. 7:12).
CzechEnglishFrenchSpanish
error: COPYRIGHT © 2021 OUTLOOK MISSION. A DIVISION OF RUDDY CARRERA MINISTRIES. ALL RIGHTS RESERVED.
%d bloggers like this:
Outlook Mission

FREE
VIEW