La Paz.- Alrededor de un centenar de pastores evangélicos ha muerto en Bolivia a causa de la COVID-19 y en “cumplimiento del deber”, informó este viernes a Efe una fuente del Consejo Nacional Cristiano.

“Hemos llegado a la cifra de más de 100 pastores fallecidos en el cumplimiento del deber (…), entonces estos pastores han demostrado que han seguido su supremo llamamiento”, dijo a Efe el presidente de esa organización, el pastor Luis Aruquipa.

Varios de los líderes de iglesias evangélicas han contraído el virus en actividades solidarias como la entrega de alimentos, brigadas de ayuda o visitas pastorales, según mencionaron algunos de sus integrantes a medios bolivianos.

Aruquipa precisó que la mayoría de los pastores fallecidos, alrededor de unos 40, pertenecen a Santa Cruz, la región más golpeada en Bolivia por la pandemia, que tiene 661 fallecidos de los 1.638 a nivel nacional.

Mientras que cerca de unos 70 pastores han fallecido en otras regiones del país como La Paz, Oruro, Potosí, Cochabamba, Chuquisaca y Tarija, mencionó.

La cabeza del Consejo Nacional Cristiano indicó que se ha atendido a las familias que han sufrido esas pérdidas y que “ahora tenemos que ocuparnos como iglesias de las viudas y los huérfanos”, que ha dejado la enfermedad dentro de algunas familias.

“Los cien son solamente pastores y líderes. No estamos hablando de los miembros de las congregaciones, si no, las cifras se multiplicarían”, mencionó Aruquipa.

La situación es tan crítica que no se ha llegado a saber con precisión si los familiares cercanos a los fallecidos han contraído el virus, dijo.

El líder religioso manifestó que la decisión que han tomado varias de las iglesias evangélicas es transformar los espacios de sus congregaciones en “clínicas celestiales” o centros de aislamiento transitorios para quien presente síntomas de la COVID-19

Aruquipa señaló que se trata de una medida de urgencia a raíz de las demoras en la entrega de resultados de análisis de la enfermedad, pues dijo que tardan varios días y que generan focos de contagio en los hogares de los posibles portadores mientras los esperan.

Bolivia afronta una escalada de contagios que será más intensa a finales de agosto y principios de septiembre, según han estimado las autoridades del Gobierno interino del país.

Los contagios han llegado incluso a afectar a la presidenta interina, Jeanine Áñez, a algunos de sus ministros y a miembros del Parlamento.

Bolivia reporta 1.638 decesos y 44.113 contagios confirmados desde la detección de los primeros en marzo pasado. EFE. 10/7/20.

Hasta aquí nos ha ayudado el Señor (1 Sam. 7:12).
CzechEnglishFrenchSpanish

Outlook Mission

error: COPYRIGHT © 2020 OUTLOOK MISSION. A DIVISION OF RUDDY CARRERA MINISTRIES. ALL RIGHTS RESERVED.
%d bloggers like this:
Outlook Mission

FREE
VIEW