Cosas que debemos evitar hacer en una iglesia

Dicen que las buenas costumbres se aprenden en el hogar. Y es que a veces, cometemos indelicadezas, o mostramos falta de educación, en lugares públicos. Y los cultos de las iglesias, no escapan a estas faltas de disciplinas, de sus participantes. De acuerdo a mi experiencia como cristiano, y pastor; comparto con ustedes, algunas de las cosas, que debemos evitar hacer, en un culto. O en un lugar de adoración:

  • Evite sentarse en los primeros asientos; si es nuevo en la iglesia. A veces, los primeros asientos, están reservados para oficiales, o invitados especiales. Entonces, es preferible que nos inviten a sentarnos en las primeras filas de sillas.
  • No intentes procurar devuelta de cambios, al momento de ofrendar. Se ve muy feo, ver algunos creyentes, cambiando dinero en el plato de las ofrendas. Algunos si desean pudieran sospechar, que usted en vez de dar, está sacando.
  • No se quites los calzados en medio de un culto.
  • No se quites la camisa, alegando calor. El infierno es más caliente y los perdidos deben soportarlo.
  • No se tires pedo en medio del culto. Salga al patio. Esta es una de las indisciplinas más comunes, que debemos soportar.
  • No comas en medio del culto. Ni dentro del templo. Hay cosas que se caen de la mata, y no deben decírnoslo.
  • Evites ponerle conversación a los demás, en medio del culto. Si vamos a la iglesia, debemos dar por completo a Dios, ese tiempo que hemos separado para él.
  • No olvides poner el timbre de su teléfono en vibrador.
  • No chatees, ni uses el teléfono dentro del culto.
  • Evites saludar a la congregación, si llegas tarde.
  • Evites hacer correcciones, o señalaciones desde el púlpito.
  • No le hagas preguntas al predicador mientras predica. En los mensajes no se hacen preguntas. Pregunte en el estudio bíblico.
  • Evites ser muy específico, sobre sus pecados pasados, al momento de dar su testimonio de salvación. Basta con decir como Dios ha cambiado su vida.
  • No cambies las letras de las canciones seculares, para luego cantarlas en un culto.
  • No cantes canciones seculares, en medio de un culto; sin importar que tan emocionado o enamorado estés. Es la casa de Dios, no debemos secularizarla.
  • No hables sobre situaciones ajenas, desde el púlpito.
  • Evites mencionar largos textos bíblicos, o frases teológica o de autores cristianos, mientras oras. La oración no es un modo de insinuar conocimientos. Esto molesta a la gente que no son tan brutas.
  • Antes de llegar a la iglesia, asegúrese de haberse puesto desodorante. Nadie debe soportar nuestros malos olores.
  • No le cobres deudas a su deudor ni durante, ni después del culto, mientras estén en la iglesia, o mientras ya se marchan. La gente va a la iglesia a buscar paz; no ha tener un mal día.
  • Y evites entablar largas conversaciones con el pastor después del culto; pues mucha gente también desean saludarle.
  • Nunca intentes orar o cantar más alto, que el que está dirigiendo la participación.
  • Evites dormirse durante el mensaje. Eso no muestra respeto, ni hacia La Palabra de Dios, ni al esfuerzo del predicador.
  • Y si usted es un creyente, que crees que el don de lengua, aún no ha cesado. Y si usted habla lenguas durante el culto, y no hay quien le interprete. Entonces debes callarse. Porque la Biblia dice que si no hay quien interprete, que entonces debes callarse. Porque de lo contrario, no tiene sentido lo que haces. De acuerdo a la Biblia.

Autor @Ruddy Carrera.