El poder político de los evangélicos en América Latina

La Iglesia Evangélica, se ha convertido en la segunda religión más importante de América Latina y el Caribe, y su influencia no para de crecer, según las las estadísticas. Esta influencia, se ha traducido en poder político, social y económico.

Una investigación Grupo de Diarios América describe como: “concesionarios de medios, impulsores de candidaturas legislativas y presidenciales, integrantes de Congresos, fundadores de partidos políticos, cercanos a los gobiernos de turno, los grupos evangélicos han afianzado sus redes y su agenda al paso de los años”.

“La iglesia evangélica recién empieza a asomar la cabeza”, le ha advertido a El Nuevo Día de Puerto Rico  el doctor Samuel Silva Gotay, profesor distinguido de Historia y Sociología de la Religión en la Universidad de Puerto Rico.

La agenda en común de los evangelicos pasa por el no al aborto, la lucha contra los derechos de la comunidad LGBTTQ y ganar acceso a los medios de comunicación.

En el caso de Brasil, uno de los ejemplos más notorios en la región, empezó a tomar notoriedad en la década del 70 del pasado siglo, y hoy día su influencia ha ascendido con el gobierno del presidente Jair Bolsonaro, que es Bautista junto a su familia, y cuya candidatura impulsaron los evangelicos.

En México, su crecimiento ha ido en ascenso, en poco menos de 10 años, 35%, al pasar de 1,331 en 2010 a 5,843 en la actualidad, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En Uruguay, El País ha mostrado que, aunque solo 7% de la población se define como evangélica, según Latinobarómetro (2018), los expertos coinciden en que la cifra subestima la realidad y, desde 2009 un pastor, Jorge Márquez, intentó contender en las elecciones.

Venezuelan en el 2018, el pastor Javier Bertucci aspiró a la presidencia por su partido, Esperanza por el Cambio, sacando más de un millón de votos, una cifra histórica para una organización política de esa tendencia religiosa, advierte El Nacional. En este país, 17% se declara evangélico o protestante, según Latinobarómetro (2018).

En Puerto Rico, suman 840,000 creyentes, de un total de tres millones de habitantes.

En Uruguay, 16 listas electorales fueron encabezadas por pastores. Tres legisladores titulares son evangélicos, todos del Partido Nacional.

En Brasil, de la Asamblea de Dios, han salido líderes políticos, como el Pastor Everaldo Pereira. En el censo de 2010, 12.3 millones de personas se declararon fieles de esta iglesia.

En México, la Cofraternidad Nacional de Iglesias Cristianas Evangélicas (Cofraternice), agrupa a 7,000 iglesias. Su líder Arturo Farela, se declara amigo de años del actual presidente, Andrés Manuel López Obrador.

El censo de 2010 identificaba a 8,386,000 mexicanos protestantes, pentecostales, cristianos o evangélicos.

Segun Grupo de Diarios América, un caso particular en México que ha destacado es el de la Luz del Mundo, fundada en 1926 y que afirma contar con más de 600,000 fieles. Tiene empresas filiales de diversos giros comerciales en sectores inmobiliarios, cultural, editorial e informativo. A nivel político, cuenta con tres legisladores y se le ha asociado a diferentes partidos políticos, como el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Acción Nacional (PAN) y el que está actualmente en elpoder, Morena.

En Colombia, explica El Tiempo, hay dos partidos con personalidad jurídica y cada uno cuenta con tres senadores. Ambas agrupaciones políticas son cercanas al llamado uribismo, el movimiento de apoyo al expresidente Álvaro Uribe. Uno de ellos es el partido Mira, derivado de la Iglesia de Dios Ministerial de Jesucristo Internacional y con presencia en el Congreso colombiano desde el 2000.

En Chile, los últimos 20 años han pasado de 14% a 16%, o un total de 3,057,154 fieles, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadísticas proporcionados por El Mercurio.

Para 2017, de acuerdo con datos de la Superintendencia de Valores y Seguros, más de 40 distintas iglesias y corporaciones del mundo protestante poseían acciones en empresas que cotizan en la Bolsa de Comercio.

A nivel político, hay siete diputados evangélicos, de un total de 155, y hoy la apuesta es a conformar, ellos mismos, agrupaciones políticas que puedan contender en el futuro.

Católico a la baja en El Salvador

Uno de los ascensos más notorios de los evangélicos se ha dado en El Salvador, donde pasaron de tener 28.7% de fieles en 2004 a 39.5% en 2019.

En Argentina con 40 millones de habitantes, son el segundo grupo religioso más importante, con 3,600,000 fieles, de acuerdo con datos recabados por La Nación.

En Brasil el presidente causó polémica al advertir que tendrá la oportunidad de nominar a dos ministros para el Tribunal Supremo y que uno de ellos será “terriblemente evangélico”.

En Uruguay, el 15 de junio de 2017 fue una fecha clave para los evangélicos. Ese día, 670 parlamentarios de la región, incluyendo tres evangélicos uruguayos, suscribieron la Declaración de México, que se opone a que las resoluciones de organismos internacionales como la Organización de Estados Americanos obliguen a los Estados miembros a modificar sus leyes locales “en asuntos relacionados a la vida, la familia y la libertad religiosa”.

En Colombia, estos movimientos mostraron su poder al impulsar el voto por el “No” a los acuerdos de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en el plebiscito de 2016, que finalmente se impuso. Tras el fracaso del Sí, el entonces presidente Juan Manuel Santos se reunió con una decena de pastores para escuchar sus planteamientos.

Este artículo está basado en una investigación del Grupo de Diarios América titulado: Crece el poder político de los evangélicos.

Imagen de portada|RT.