Iglesias paralelas

Ocasionalmente me encuentro con dos iglesias, una próxima a la otra, y de momento me surge la pregunta ¿Dónde queda la ética ministerial?

¿Es correcto y ético fundar dos iglesias paralelas? El lugar que se elige, para la plantación de una iglesia, casi siempre es determinante, para su crecimiento y desarrollo. De ahí que al parecer, muchas iglesias están poniendo los ojos, sobre el mismo lugar.

Pero el que, ocasionalmente nos encontremos, con iglesias paralelas, quizás no sea por un asunto, de estrategia de crecimiento; porque de hecho, no es una idea sabia ni bonita. Esto podría deberse, a una competencia feroz, que se ha desatado en los últimos años, entre las denominaciones y líderes religiosos.

Si el argumento fuera, por estrategia de crecimiento. Y yo fuera el segundo en querer fundar una iglesia en el mismo sector; entonces me buscaría otra calle, que esté retirada, y no visible a la Iglesia más cercana; porque es una oportunidad de ministrarle a un público fresco.

Pero de este modos, contribuyo a la fraternidad, y al respeto ministerial. A no crear enemistades y celos, con otros pastores. Y contribuyo también a crear, una visión positiva del Evangelio, en la comunidad.

Si al momento de comprar una propiedad, para establecer tu Iglesia, descubre que al lado o en el perímetro, hay otra congregación; no la compre, aunque se trate de una oportunidad, u oferta de venta.

Es mejor ser recordado, como un pastor correcto, y no como un pastor pasado de listo.

Pero tratándose de la decisión de una congregación, más que la de un pastor; debo pensar que muchos quieren evangelio, pero no quieren compromiso con la ética y la tolerancia. Y que aveces, podemos estar del lado correcto, sin ser personas correctas. Que estando del lado correcto podemos estar errados.

Por Rev. Ruddy Carrera.

Imagen de portada ilustrativa, Iglesia de San Pedro en tuscania/Dreams Time.