Informe 2018 sobre Libertad Religiosa Internacional: Brasil

Resumen Ejecutivo

La constitución establece que la libertad de conciencia y creencia es inviolable, y garantiza el libre ejercicio de las creencias religiosas. La constitución prohíbe que los gobiernos federales, estatales y locales apoyen u obstaculicen cualquier religión. El 19 de septiembre, un tribunal condenó a tres de los 14 acusados por intento de homicidio, que el tribunal dictaminó que estaba motivado por la discriminación religiosa y racial relacionada con un ataque en 2005 contra tres hombres vestidos de kipá, cubiertas para la cabeza judías. En septiembre, el Ministerio Público del Estado de Sergipe, junto con la Coordinación para la Promoción de la Igualdad Étnica-Racial (COPIER), presentó una demanda contra el municipio de Aracaju por violación de la libertad religiosa. El Ministerio Público presentó el caso en nombre de Yalorixa Valclides Francisca dos Anjos Silva después de que los policías la acusaron de practicar magia negra y abusar de animales. En febrero, el Asesor de Diversidad Religiosa y Derechos Humanos (ASDIR), con sede en Brasilia, y la Secretaría Nacional para la Promoción de la Igualdad Racial (SEPPIR), lanzaron una campaña nacional titulada “Diversidad religiosa: conocer, respetar, valorar”. El lanzamiento coincidió con la Semana Mundial de la Armonía Interreligiosa. En abril, el gobierno del estado de Río de Janeiro lanzó un programa que incorpora debates sobre intolerancia religiosa en el plan de estudios de 1.249 escuelas públicas del estado. En mayo, el Ministerio de Cultura, con la Fundación Cultural Palmares y la Universidad de Brasilia, publicó los resultados del primer ejercicio de mapeo de las casas de culto de Umbanda y Candomble, conocidas como terreiros, que documentan 330 terreiros en el Distrito Federal. En junio, la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados celebró una audiencia pública sobre el desarrollo de políticas públicas para combatir la discriminación religiosa y la intolerancia.

Los medios informaron que Guarani-Kaiowas, un grupo indígena de Mato Grosso do Sul, denunció frecuentes actos de violencia, que dijeron que los cristianos evangélicos cometieron contra sus rituales chamánicos. Según los informes de los medios, personas no identificadas dañaron edificios religiosos en varios momentos durante todo el año. Estos actos incluyeron la destrucción de objetos religiosos y pintura en aerosol de declaraciones de odio en un terreiro afrobrasileño en Río de Janeiro en mayo, pintura en aerosol de esvásticas en una iglesia en Río de Janeiro en octubre y pintura en aerosol “Dios es gay” en una iglesia católica romana en Sao Paulo en el mismo mes. El 18 de mayo, individuos no identificados pintaron con spray mensajes en las paredes del edificio de la Sociedad Judía Israelita de Pelotas, amenazando a la comunidad judía a “esperar” una “intifada internacional”. Los individuos también intentaron incendiar el edificio, causando leves dañar. Los ataques a los terreiros continuaron, dos ocurrieron en mayo y uno en julio. Las organizaciones religiosas organizaron eventos comunitarios interreligiosos, incluido el 16 de septiembre, la XI Caminata Anual en Defensa de la Libertad Religiosa en la playa de Copacabana en Río de Janeiro, que atrajo a aproximadamente 70,000 participantes de todo el espectro religioso, y el 19 de agosto, el Circuito de la Libertad tres kilómetro y cinco kilómetros en Brasilia. Según la Secretaría de Derechos Humanos del Ministerio de Derechos Humanos (SDH), su línea directa recibió 210 denuncias de intolerancia religiosa entre enero y junio en comparación con 169 denuncias durante el mismo período en 2017. El presidente del Consejo para la Defensa y Promoción de La Libertad Religiosa para el Estado de Río de Janeiro atribuyó el aumento reportado de intolerancia religiosa a tres factores: “La creación de un servicio en el que confía la sociedad, la comprensión social de que la discriminación religiosa es un delito punible y una mayor agresión en las confrontaciones religiosas”.

En octubre, funcionarios de la embajada contrataron al coordinador del Ministerio de Derechos Humanos para la diversidad religiosa, discutiendo el estado de los comités estatales de diversidad religiosa y los planes para una posible conferencia sobre el respeto a la diversidad religiosa. En febrero, funcionarios de la embajada asistieron al evento en conmemoración del tercer Día anual del Distrito Federal para combatir la intolerancia religiosa. En diciembre, un funcionario de la embajada discutió con el defensor público el aumento de la intolerancia social de las religiones africanas y la importancia de aplicar la ley para proteger la libertad religiosa de estos grupos. Los funcionarios del consulado de Sao Paulo se reunieron con varios líderes evangélicos protestantes en los meses previos a las elecciones de octubre, discutiendo las opiniones de los líderes sobre la participación de los grupos religiosos en el proceso político y sus prioridades desde una perspectiva religiosa. Los funcionarios del consulado de Río de Janeiro visitaron un terreiro afrobrasileño en Duque de Caxias, en el área metropolitana de Río de Janeiro, en junio para hablar con Conceicao D’Liss, un sacerdote líder de un terreiro Candomble.

Sección I. Demografía religiosa

El gobierno de los Estados Unidos estima que la población total es de 208.8 millones (estimación de julio de 2018). Según una encuesta de Datafolha de 2016, el 50 por ciento de la población identificada como católica, en comparación con el 60 por ciento en 2014. Durante el mismo período, la proporción de ateos aumentó del 6 al 14 por ciento, y la proporción de protestantes evangélicos aumentó del 24 por ciento al 31 por ciento. Según el censo de 2010, el 65 por ciento de la población es católica y el 22 por ciento protestante. Adherentes de otros grupos cristianos, incluidos los Testigos de Jehová y La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, así como seguidores de religiones no cristianas, incluidos budistas, judíos, musulmanes, hindúes y grupos religiosos africanos y sincréticos como Candomble y Umbanda, comprende un 5 por ciento combinado de la población. Algunos cristianos también practican Candomble y Umbanda. Los que se identifican sin religión comprenden el 8 por ciento de la población.

Según el censo de 2010, aproximadamente 35.200 musulmanes viven en el país, mientras que la Federación de Asociaciones Musulmanas de Brasil indica que el número es de aproximadamente 1,5 millones. Algunos observadores dicen que la discrepancia en los números puede deberse a que la cifra de 1,5 millones puede incluir a toda la población árabe-brasileña, todos los cuales la federación puede asumir que son musulmanes, pero muchos de los cuales son cristianos o se adhieren a otras religiones. Los eruditos religiosos estiman que el número real de musulmanes está entre 400,000 y 500,000. Hay un número significativo de musulmanes en Sao Paulo, Río de Janeiro, Curitiba y Foz de Iguazú, así como en ciudades más pequeñas en los estados de Paraná y Río Grande del Sur.

Según la Confederación Judía de Brasil, hay aproximadamente 125,000 judíos, 65,000 de los cuales residen en el estado de Sao Paulo y 25,000 en el estado de Río de Janeiro. Muchas otras ciudades tienen comunidades judías más pequeñas.

Sección II Estado del respeto del gobierno por la libertad religiosa

MARCO LEGAL

La constitución establece que la libertad de conciencia y creencia es inviolable y se garantiza el libre ejercicio de las creencias religiosas. La constitución prohíbe que los gobiernos federales, estatales y locales apoyen u obstaculicen cualquier religión específica. La ley establece penas de hasta cinco años de prisión por delitos de intolerancia religiosa. Los tribunales pueden multar o encarcelar por dos a cinco años a cualquier persona que exhiba, distribuya o transmita material religioso intolerante; El gobierno no aplicó la ley durante el año. Es ilegal escribir, editar, publicar o vender literatura que promueva la intolerancia religiosa.

No se requiere que los grupos religiosos se registren para establecer lugares de culto, entrenar al clero o hacer proselitismo, pero los grupos que buscan un estado exento de impuestos deben registrarse con el Departamento de Ingresos Federales y el municipio local. Los estados y municipios tienen diferentes requisitos y regulaciones para obtener el estado exento de impuestos. La mayoría de las jurisdicciones requieren que los grupos documenten el propósito de su congregación, proporcionen un informe de las finanzas y realicen una inspección de incendios de cualquier lugar de culto. Las leyes locales de zonificación y las ordenanzas de ruido pueden limitar dónde un grupo religioso puede construir casas de culto o celebrar ceremonias.

Las regulaciones gubernamentales requieren que las escuelas públicas ofrezcan instrucción religiosa, pero ni la constitución ni la legislación definen los parámetros. Por ley, la instrucción debe ser sin denominación, llevada a cabo sin proselitismo y con instrucción alternativa para estudiantes que no desean participar. La ley prohíbe los subsidios públicos a las escuelas operadas por organizaciones religiosas.

Una disposición constitucional proporciona el derecho de acceso a servicios religiosos y asesoría a personas de todas las religiones en todos los establecimientos civiles y militares. La ley establece que los hospitales públicos y privados, así como las prisiones civiles o militares deben cumplir con esta disposición.

El país es parte en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

PRÁCTICAS GUBERNAMENTALES

Según los informes de los medios, el 19 de septiembre, un tribunal de Porto Alegre condenó a tres de los 14 acusados ​​por intento de homicidio motivado por la discriminación religiosa y racial relacionada con un ataque en 2005 contra tres hombres vestidos de kipá, cubiertas para la cabeza judías. El ataque tuvo lugar en Porto Alegre, capital del estado de Rio Grande do Sul, el 8 de mayo de 2005, el 60 aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial. Los tres acusados ​​eran miembros de un grupo llamado Carecas do Brasil (Skinheads of Brazil) que difunde contenido antisemita y nazi en Internet. Las tres oraciones totalizaron 38 años y ocho meses de prisión. Según fuentes de los medios, los otros 11 acusados ​​en el caso también serían juzgados; sin embargo, a finales de año, el tribunal no había fijado una fecha.

En septiembre, el Ministerio Público del Estado de Sergipe, junto con COPIER, presentó una demanda contra el municipio de Aracaju por violación del derecho constitucional a la libertad religiosa. El Ministerio Público presentó el caso de reparación de daños morales colectivos en nombre de Yalorixa Valclides Francisca dos Anjos Silva, quien estaba en el terreiro Rei Hungria cuando seis policías y un funcionario de la Secretaría Municipal de Medio Ambiente (MSE) registraron su edificio alegando ella practicaba magia negra y animales maltratados. Dos Anjos Silva declaró que sufrió un trauma emocional. El Ministerio Público requirió que la municipalidad pagara 50,000 reales ($ 12,900). El MSE declaró que no tenía una política de restringir el derecho de usar animales para el culto religioso y el ritual y que la inspección era un evento aislado llevado a cabo sin la debida autorización y conocimiento de la secretaria municipal de medio ambiente o el director del departamento. de control ambiental.

La línea directa del estado de Río de Janeiro, llamada “Marcar para combatir la discriminación”, continuó respondiendo a un número creciente de incidentes contra practicantes y terreiros. El gobierno estatal firmó acuerdos de cooperación con universidades locales para ayudar a las víctimas de intolerancia religiosa. Según la Secretaría de Estado de Derechos Humanos, entre junio y septiembre, la línea directa recibió 32 llamadas y asistió a 88 víctimas; no había información comparable disponible para 2017 porque la línea directa comenzó a funcionar en agosto de 2017. La secretaría declaró que el 74 por ciento de las personas que llamaban eran seguidores de religiones afrobrasileñas. El estado también estableció la Estación de Policía para Delitos e Incidentes Raciales Relacionados con Intolerancia Religiosa, creada en agosto y lanzada oficialmente en diciembre.

El 21 de enero, los municipios de todo el país conmemoraron el Día Nacional para Combatir la Intolerancia Religiosa. En Río de Janeiro, el gobernador del estado firmó un proyecto de ley el 19 de enero para crear el Consejo de Estado para la Promoción y Defensa de la Libertad Religiosa. El consejo está formado por 32 miembros de la sociedad civil, funcionarios estatales, miembros del Colegio de Abogados de Brasil y grupos religiosos. En el estado de Bahía, los practicantes de las religiones afrobrasileñas y las organizaciones no gubernamentales (ONG) del Movimiento Negro organizaron un debate y actividades culturales en el terreiro Tumba Junsara, Engenheiro Velho de Brotas, en la capital del estado, Salvador. Otras ciudades, como Sao Paulo y Recife, también celebraron eventos.

En febrero, ASDIR y SEPPIR, con sede en Brasilia, lanzaron una campaña titulada “Diversidad religiosa: conocer, respetar y valorar”. El lanzamiento coincidió con la Semana Mundial de la Armonía Interreligiosa. El lanzamiento de la campaña contó con una presentación del cortometraje “By My Side” (“Do Meu Lado”), un panel de discusión sobre el tema “Diálogo para la Diversidad” y el lanzamiento de dos publicaciones, “Intolerancia religiosa en Brasil” y ” Estado secular, intolerancia y diversidad religiosa “.

En marzo, el Tribunal Superior Electoral (TSE) prohibió las campañas políticas en iglesias y espacios religiosos, así como en todos los espacios públicos. El TSE emitió su fallo antes de las elecciones nacionales del 7 y 28 de octubre. Algunos grupos religiosos y de la sociedad civil dijeron que no cumplieron con el fallo y continuaron haciendo campaña por los candidatos que apoyaron.

En abril, la Oficina Municipal para el Respeto de la Diversidad Religiosa en Río de Janeiro organizó un seminario interreligioso para practicantes de diferentes religiones en Río. Aproximadamente 120 personas asistieron al evento.

En abril, el gobierno del estado de Río de Janeiro lanzó un programa conjunto entre la Secretaría de Estado de Educación y la Secretaría de Estado de Derechos Humanos y Políticas de la Mujer para incorporar las discusiones sobre la intolerancia religiosa en el plan de estudios de todas las escuelas públicas del estado. Según los medios de comunicación, los estudiantes de todo el estado vieron un video sobre la tolerancia religiosa producido por los estudiantes que participan en el Programa de Educación Más Humana en la Escuela Secundaria Estatal Pedro II en la parte noreste del estado. Este video fue el primero de una serie de cinco cortometrajes; Según fuentes de los medios, otras escuelas públicas en el estado también producirían videos originales, que los estudiantes podrían ver en la escuela y acceder en las plataformas de redes sociales. La discusión de los estudiantes seguiría las proyecciones de video

En mayo, el Ministerio de Cultura, con la Fundación Cultural Palmares y la Universidad de Brasilia, publicó los resultados del primer ejercicio de mapeo de los terreiros de Umbanda y Candomble en el Distrito Federal. El estudio verificó la existencia de 330 terreiros, de los cuales el 87.8 por ciento están en áreas urbanas. La mayoría de los terreiros (58 por ciento) son Umbanda, mientras que el 33 por ciento son Candomble y el 9 por ciento ambos.

En mayo, la Asamblea Legislativa de Sao Paulo aprobó un proyecto de ley para reducir las penas de prisión para los presos que leen la Biblia. Sobre la base de una recomendación general del Consejo Nacional de Justicia (CNJ), la ley redujo las penas de prisión para los reclusos que trabajan, estudian o leen. La recomendación del CNJ incluyó reducir las oraciones en cuatro días por cada libro completado con un límite de 12 libros por año. La ley de Sao Paulo permite a los presos recibir crédito por cada libro individual en la Biblia. En junio, el diputado federal Marco Antonio Cabral introdujo una legislación similar a nivel nacional.

En junio, la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados celebró una audiencia pública sobre el desarrollo de políticas públicas para combatir la discriminación religiosa y la intolerancia. Los asistentes recomendaron la creación de estaciones de policía en cada estado dedicadas a investigar crímenes de racismo e intolerancia religiosa, la implementación exhaustiva de una ley que requiere una clase de historia y cultura afrobrasileña en todas las escuelas, un mapeo nacional de violencia contra seguidores de religiones afrobrasileñas , y compensación financiera para víctimas de racismo e intolerancia religiosa. En agosto, el estado de Río de Janeiro inauguró una estación de policía dedicada a investigar delitos de raza e intolerancia. El Distrito Federal, el Estado de Paraná y el Estado de Mato Grosso do Sul continuaron operando estaciones de policía similares.

En junio, el Frente Parlamentario de Diversidad Religiosa de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal celebró un seminario sobre Derechos, Políticas Públicas, Religión y Racismo. El seminario incluyó sesiones sobre racismo y religión; delitos raciales, delitos de odio y lucha contra la intolerancia; y políticas públicas para combatir el racismo y la intolerancia religiosa.

El caso de la Corte Suprema sobre el derecho a practicar el sacrificio de animales como un elemento del ritual religioso comenzó el 9 de agosto. El Ministerio Público en el estado de Rio Grande do Sul presentó el caso ante la corte, desafiando un fallo de la corte estatal que permite a los practicantes de religiones afrobrasileñas para realizar sacrificios de animales. Los partidarios de las religiones afrobrasileñas dijeron que las críticas y los desafíos a la práctica del sacrificio de animales estaban motivados más por el racismo que por la preocupación por el bienestar de los animales, afirmando que la práctica del sacrificio de animales estaba de acuerdo con la Declaración Universal de los Derechos de los Animales. El 8 de agosto, la víspera de la votación de la Corte Suprema, los manifestantes se reunieron en las capitales de los estados de Bahía y Pernambuco para defender el sacrificio de animales como parte de sus creencias religiosas. El relator juez Marco Aurelio y el juez Edson Fachim votaron para mantener el fallo del estado; sin embargo, el juez Alexandre de Moraes solicitó tiempo adicional para revisar el caso, que pospuso indefinidamente la votación final de la corte de 11 miembros a la espera de la finalización de la revisión.

El 28 de septiembre, el Tribunal Federal en el estado de Santa Catarina revocó un reglamento de la ciudad capital de Florianópolis que restringía las horas de operación de los terreiros. La regulación existente adoptada en 2013 requería que los terreiros adquirieran permisos comerciales, similares a los bares; los terreiros sin permisos comerciales tenían que cerrar a las 2 a.m. todos los días y no podían usar velas.

El 23 de octubre, el Distrito Federal celebró su tercer Día anual para combatir la intolerancia religiosa. El Ministerio de Derechos Humanos en asociación con el Comité de Diversidad Religiosa del Distrito Federal organizó un evento interreligioso en Brasilia titulado “Reunión intergeneracional para el respeto a la diversidad religiosa”. Los participantes discutieron la creación de un grupo de trabajo para organizar que los funcionarios públicos visiten los lugares de culto. y escuelas para enfatizar la importancia de la tolerancia religiosa.

Un especialista en diversidad religiosa del Ministerio de Derechos Humanos dijo que cinco de los 26 estados del país – Amazonas, Minas Gerais, Sao Paulo, Tocantins y Río de Janeiro – así como el Distrito Federal tenían comités para el respeto de la diversidad religiosa. El ministerio también declaró que el Comité Nacional para el Respeto de la Diversidad Religiosa de 10 miembros permaneció activo, reuniéndose cuatro veces durante el año.

En mayo, la Secretaría de Estado de Derechos Humanos lanzó el Foro Itinerante para la Promoción y Defensa de la Libertad Religiosa. El foro ayudó a las víctimas de intolerancia religiosa en varios municipios del estado de Río de Janeiro. Según los medios, los miembros del foro visitaron al terreiro afrobrasileño Tenda Espirita Cabocla Mariana en Seropedica, Baixada Fluminense, y hablaron con el sacerdote terreiro que recibió amenazas de muerte debido a su papel de liderazgo religioso.

Sección III Estado del respeto social por la libertad religiosa

Los medios informaron que Guarani-Kaiowas, un grupo indígena de Mato Grosso do Sul, denunció lo que el grupo dijo que eran frecuentes actos de violencia por parte de protestantes evangélicos contra los rituales chamánicos de los guaraní-kaiowas. Izaque Joao, un investigador e historiador indígena, dijo: “Las iglesias entran en grandes cantidades en las comunidades indígenas, degradando la cultura tradicional y devaluando las creencias tradicionales”. Spensy Pimentel, antropóloga, periodista y profesora de la Universidad Federal del Sur de Bahía, dijo: “La faceta más visible de la intolerancia religiosa ha sido en los incidentes de los terreiros de Umbanda y Candomble, mientras que los ataques contra los grupos indígenas siguen ocultos”. Pimental también dijo: “Los incidentes de intolerancia religiosa contra los creyentes chamánicos rara vez se registran, porque muchos a veces involucran a los ancianos, que hablan portugués pobremente y no están acostumbrados a abandonar sus aldeas “.

En septiembre, la sacerdotisa de Wicca, Alana Morgana, dijo que había estado recibiendo amenazas de muerte desde la difusión de los rumores, incluidas las denuncias de que estaba involucrada en secuestros y sacrificios de niños. El origen de los rumores puede haber sido un video no autorizado publicado en línea el 13 de agosto que muestra a Morgana y otros wiccanos que participan en una ceremonia religiosa en el estado de Río de Janeiro. Morgana envió una carta a la policía local solicitando la eliminación del video de internet. Ella dijo que esta era la primera vez en 30 años que había sufrido represalias religiosas. Los medios informaron que la policía continuó tratando de identificar a quienes enviaron las amenazas de muerte.

Según los informes de los medios de comunicación, en mayo, narcotraficantes fuertemente armados allanaron un Terreiro Candomble en Cordovil, un barrio de la ciudad de Río de Janeiro. Según la Comisión Estatal para Combatir la Intolerancia Religiosa, obligaron a Didi Yemanja, la sacerdotisa en el lugar, a abandonar el terreiro y la expulsaron de la comunidad. Los presuntos traficantes dijeron: “Sabía que no se le permitía tener un terreiro afrobrasileño en el vecindario”. Después de que los asaltantes expulsaron al líder religioso, permanecieron cerca del terreiro para evitar que otros practicantes ingresaran. Yemanja dijo que durante unos meses antes del incidente, los practicantes de Candomble enfrentaron discriminación al usar ropa religiosa en público en el vecindario. Yemanja dijo que decidió no presentar cargos contra los agresores por temor a represalias.

Según informes de los medios, el 18 de mayo, personas no identificadas pintaron con spray mensajes en las paredes del edificio de la Sociedad Judía Israelita de Pelotas, diciéndole a la comunidad judía que “espere” una “intifada internacional”; También intentaron incendiar el edificio, pero solo causaron daños menores. Este fue el tercer incidente que ocurrió en esta sinagoga durante el año. En respuesta al incidente, el presidente de la Federación Judía de Rio Grande do Sul Zalmir Chwartzmann dijo: “No toleraremos este tipo de actitud; Un ataque de esta magnitud es un delito contra el estado de derecho democrático, contra la libertad de expresión y religión, así como una advertencia de que el discurso de odio pasa de la teoría a la práctica, importa un conflicto que no es brasileño y pone a toda nuestra sociedad riesgo.”

Según informes de los medios, en julio un grupo de personas no identificadas atacaron un Terreiro Candomble en Buzios, en el estado de Río de Janeiro. Los practicantes estaban adentro cuando un grupo de personas arrojó piedras al edificio, dañando el techo pero sin lastimar a nadie adentro. La policía del estado de Río de Janeiro abrió una investigación, que continuó hasta fin de año.

Los medios informaron que en mayo un grupo de vándalos ingresó al Centro Espiritista Caboclo Pena Branca terreiro en Baixada Fluminense, prendiendo fuego a algunas áreas del terreiro, destruyendo objetos sagrados y mensajes de pintura en aerosol como “salgan de aquí macumbeiros (brujas) “Y” este no es lugar para la macumba (brujería) “. Los seguidores de las religiones afrobrasileñas dijeron que estos términos eran despectivos cuando los no practicantes los usaban.

En septiembre, la Federación Israelita Judía de Río de Janeiro informó que las personas pintaron con spray una esvástica en la pared de una residencia decorada con una mezuzá en el área de la Zona Sul de la ciudad. Dijeron que la policía estaba tratando de identificar a los atacantes.

Según los medios, el 4 de octubre, individuos destrozaron la Iglesia de Nuestra Señora de Aparecida en el centro de Teodoro Sampaio en el estado de Sao Paulo. Los asaltantes pintaron con spray “Dios es gay” en las paredes de la iglesia. Según los medios, la policía identificó a dos sospechosas, pero no estaba claro si la policía detuvo a alguien.

Los medios informaron que el 17 de octubre, la policía arrestó a dos personas sospechosas de vandalizar la capilla de Sao Pedro da Serra en Nova Friburgo, estado de Río de Janeiro. La policía usó imágenes de cámaras de seguridad para identificar a los hombres que pintaron con spray las esvásticas. Un tercer individuo se entregó a las autoridades policiales.

Entre enero y junio, la línea telefónica directa de derechos humanos Dial 100 de SDH registró 210 denuncias relacionadas con casos de intolerancia religiosa. El número de quejas durante el período comparable de 2017 fue de 169.

Según la Secretaría de Estado de Bahía, hubo 47 casos de intolerancia religiosa en el estado durante el año, en comparación con 21 casos en 2017.

A partir de septiembre, la Secretaría de Justicia de Sao Paulo registró 5.290 informes de intolerancia religiosa en el estado. Todos los informes eran de “acoso verbal” y estaban bajo investigación policial como casos de difamación, difamación o calumnia. El Movimiento Nacional Brasileño contra la Intolerancia Religiosa, creado en 2016, envió 13 casos al Ministerio Público de Sao Paulo para nuevos procedimientos legales. Estos casos involucraron a seguidores de religiones afrobrasileñas, quienes dijeron que fueron sometidos a insultos como “hijo de Satanás” o “enviado de Satanás”.

La Secretaría de Justicia y Derechos Humanos del Estado de Mato Grosso do Sul y el coordinador de igualdad racial informaron que el número de casos de intolerancia religiosa en el estado aumentó un 800 por ciento en comparación con 2017.

Según la Secretaría de Estado de Derechos Humanos, en Río de Janeiro hubo un aumento del 51 por ciento en los incidentes de intolerancia religiosa de 2017 a 2018. Desde enero hasta la primera semana de diciembre, hubo 103 incidentes de intolerancia religiosa, en comparación con 68 incidentes. durante el mismo período en 2017. Según la Secretaría de Estado de Derechos Humanos, los grupos religiosos africanos experimentaron la mayor cantidad de incidentes, con un 31 por ciento de las quejas involucrando a practicantes de Candomble, 26 por ciento de otras religiones africanas y 17 por ciento de Umbanda. Los municipios con el mayor registro de incidentes fueron Río de Janeiro, Nova Iguacu y Duque de Caxias, con 49 por ciento, 10 por ciento y 7 por ciento de los incidentes ocurridos en estos municipios, respectivamente. Marcio de Jagun, presidente del Consejo para la Defensa y Promoción de la Libertad Religiosa, dijo: “El aumento en los casos de intolerancia religiosa se puede atribuir a tres factores: la creación de un servicio en el que la sociedad confía, la comprensión social de que la discriminación religiosa es un delito punible y una mayor agresión en las confrontaciones religiosas “.

En enero, el capítulo estatal de Paraná del colectivo de ONG de entidades negras (CEN) firmó un acuerdo de cooperación técnica con el Centro de Práctica Jurídica de la Universidad Positivo y la Oficina del Defensor Público del estado para la prestación de asesoramiento legal en casos de intolerancia religiosa y racismo. CEN también formó un grupo de investigadores con experiencia en las religiones de Umbanda y Candomble. El grupo de investigación dijo que produciría artículos sobre terreiros y el impacto religioso de las leyes y las políticas públicas.

Los medios informaron que el 19 de agosto, la Iglesia Adventista del Séptimo Día, con el apoyo del Colegio de Abogados de Brasil en el Distrito Federal (DF), el Consejo Regional de Psicología, el Frente Parlamentario de Diversidad Religiosa de la Asamblea Legislativa del DF y el Comité de Diversidad Religiosa del DF, organizaron La primera carrera del Freedom Circuit en Brasilia. El objetivo del evento fue promover el respeto, la tolerancia y la comprensión de la religión. Participaron más de 100 personas de diversas religiones, durante las cuales los organizadores recolectaron firmas en apoyo de un proyecto de ley local para combatir la intolerancia religiosa en las escuelas públicas del Distrito Federal.

El 16 de septiembre, la Comisión de ONG para combatir la intolerancia religiosa organizó la XI Caminata anual en defensa de la libertad religiosa en la playa de Copacabana en Río de Janeiro. Los organizadores estimaron que el evento atrajo a aproximadamente 70,000 practicantes de diversos orígenes religiosos y no religiosos, incluidos musulmanes, judíos, cristianos, budistas y ateos.

Las comisiones de libertad religiosa de los capítulos de la Asociación de Abogados de Brasil (OAB) en todo el país permanecieron activas durante todo el año. OAB Recife organizó una presentación de panel sobre Ciudadanía, Derechos Humanos y Libertad Religiosa el 12 de abril. OAB Bahía organizó un evento llamado “islamofobia” en Brasil el 10 de mayo. OAB Ceara realizó un taller sobre libertad religiosa el 22 de mayo. su sexto Congreso estatal sobre derechos y libertad religiosa el 25 de mayo, así como una discusión sobre Libertad religiosa y desarrollo económico el 6 de septiembre.

El Museo Judío de Sao Paulo, construido sobre los restos de la Sinagoga Beth-El, una de las sinagogas más antiguas de la ciudad, estuvo en construcción durante el año. La financiación del museo se recaudó principalmente a través de inversores privados y la comunidad local.

Sección IV Política y compromiso del gobierno de EE. UU.

En octubre, los funcionarios de la embajada contrataron al coordinador del Ministerio de Derechos Humanos para la diversidad religiosa, discutieron el estado de los comités estatales de diversidad religiosa y los planes para una posible conferencia sobre respeto a la diversidad religiosa y asistieron al lanzamiento de la campaña de diversidad religiosa del ministerio. En febrero, funcionarios de la embajada asistieron al evento en conmemoración del tercer Día anual del Distrito Federal para combatir la intolerancia religiosa. En diciembre, un funcionario de la embajada discutió con el defensor público Luis Fausto el aumento de la intolerancia social de las religiones africanas y la importancia de aplicar la ley para proteger la libertad religiosa de estos grupos.

Funcionarios del consulado de Río de Janeiro visitaron un terreiro afrobrasileño en Duque de Caxias, en el área metropolitana de Río de Janeiro, para hablar con Conceicao D’Lisa, sacerdote y líder de un terreiro Candomble. Funcionarios estadounidenses se reunieron con la socióloga Christina Vital del Instituto de Estudios Religiosos para conocer los ataques a los terreiros de practicantes de religiones afrobrasileñas en el estado.

En marzo, los funcionarios del consulado de Sao Paulo visitaron el sitio del Museo Judío de la ciudad en construcción sobre los restos de una de las sinagogas más antiguas de la ciudad, para discutir el desarrollo del museo y los problemas que afectan a la comunidad judía.

Los funcionarios del consulado de Sao Paulo se reunieron con varios líderes evangélicos protestantes en los meses previos a las elecciones de octubre, discutiendo las opiniones de los líderes sobre la participación de los grupos religiosos en el proceso político y sus prioridades desde una perspectiva religiosa.

En septiembre, los funcionarios del consulado de Río de Janeiro visitaron la Catedral de la Iglesia Universal del Reino de Dios (IURD) (también conocida como Templo da Gloria do Novo Israel) para conocer la denominación IURD en el estado. También discutieron la participación activa del IURD en las elecciones de octubre, incluida la del alcalde de Río, Marcelo Crivella, un obispo del IURD. En junio, un funcionario del consulado de Río de Janeiro se reunió con uno de los principales líderes evangélicos y televangelistas del país, el pastor de las Asambleas de Dios, Silas Malafaia, para discutir las prioridades y preferencias religiosas en las elecciones.

Informe original, clic aquí.

Imagen de portada|cw.usconsulate.gov