Informe 2018 sobre Libertad Religiosa Internacional: Guatemala

Resumen Ejecutivo

La constitución establece la libertad de religión, incluida la libertad de culto y la libre expresión de todas las creencias. La constitución reconoce la personalidad jurídica distinta de la Iglesia Católica Romana. Los grupos religiosos no católicos deben registrarse en el Ministerio de Gobierno para celebrar contratos o recibir el estado de exención de impuestos. Los líderes espirituales mayas dijeron que el gobierno continuó limitando su acceso a algunos sitios religiosos mayas, incluidos algunos ubicados en parques nacionales y en otras áreas protegidas donde el gobierno cobra tarifas de entrada. La comunidad maya de Chicoyoguito expresó su preocupación en septiembre por la continua falta de acceso a un sitio espiritual en la antigua Base Militar de Guatemala 21, que se convirtió en una base de entrenamiento de mantenimiento de la paz de la ONU conocida como CREOMPAZ, en Cobán, Alta Verapaz. Los grupos no católicos, incluida la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (Iglesia de Jesucristo), declararon que algunas autoridades municipales aún los discriminaban al procesar las aprobaciones de permisos y en la recaudación de impuestos locales. En septiembre, el congreso solicitó que las autoridades de migración prohibieran que una banda de rock actuara en el país, declarando que las letras de la banda ofendían los valores cristianos.

Algunos clérigos católicos continuaron denunciando amenazas y acoso contra ellos debido a su compromiso con la protección del medio ambiente. Algunos grupos religiosos mayas informaron que los propietarios de tierras continuaron limitando su acceso a los sitios religiosos mayas en propiedad privada. La coordinación interreligiosa y los esfuerzos humanitarios asociados con esta coordinación aumentaron durante el año, incluidas las campañas para ayudar a los sobrevivientes de la erupción del Volcán de Fuego del 3 de junio, independientemente de su afiliación religiosa.

La embajada de los EE. UU. Mantuvo reuniones periódicas con funcionarios gubernamentales de los poderes ejecutivo y legislativo, además de líderes de grupos religiosos para discutir temas de libertad religiosa, incluidas amenazas contra el clero católico y la falta de acceso a los sitios espirituales mayas. Funcionarios de la embajada enfatizaron el valor de la tolerancia y el respeto a la diversidad religiosa, incluso a las minorías religiosas, en reuniones con diversos grupos religiosos y de la sociedad civil.

Sección I. Demografía religiosa

El gobierno de los Estados Unidos estima la población total en 16.58 millones (estimación de julio de 2018). Según una encuesta de 2016 realizada por ProDatos, aproximadamente el 45 por ciento de la población es católica y el 42 por ciento protestante. Aproximadamente el 11 por ciento de la población no profesa afiliación religiosa. Los grupos que constituyen menos del 3 por ciento de la población incluyen budistas, hindúes, musulmanes, judíos y adherentes de las religiones garífunas maya, xinca y afroindígena.

Los grupos cristianos incluyen la Iglesia del Evangelio Completo, las Asambleas de Dios, la Iglesia Centroamericana, la Iglesia del Príncipe de la Paz, grupos protestantes evangélicos independientes, bautistas, la Iglesia de Jesucristo, episcopales, testigos de Jehová, luteranos, presbiterianos, ortodoxos rusos y séptimo día. Adventistas

Católicos y protestantes están presentes en todo el país, con adherentes entre todos los principales grupos étnicos. Según los líderes de las organizaciones espirituales mayas, así como el clero católico y protestante, muchos católicos indígenas y algunos protestantes indígenas practican alguna forma de sincretismo con rituales espirituales indígenas, principalmente en la ciudad oriental de Livingston y en la región sur del país.

Según el liderazgo de la comunidad judía, aproximadamente 1,000 judíos viven en el país. Los líderes musulmanes declararon que hay aproximadamente 1.200 musulmanes de origen principalmente palestino, que residen principalmente en la ciudad de Guatemala. Según los musulmanes ahmadíes locales, hay una pequeña comunidad ahmadí de aproximadamente 70 miembros.

Sección II Estado del respeto del gobierno por la libertad religiosa

MARCO LEGAL

La constitución establece la libertad de religión, incluida la libre expresión de todas las creencias y el derecho a practicar una religión o creencia, en público y en privado. La constitución reconoce la personalidad jurídica distinta de la Iglesia católica.

La constitución no requiere que los grupos religiosos se registren con fines de adoración, pero los grupos religiosos no católicos deben registrarse para obtener el estatus legal para realizar actividades como alquilar o comprar propiedades y celebrar contratos, y recibir un estado exento de impuestos y exenciones de impuestos. para propiedades usadas para adoración, educación religiosa y asistencia social. Para registrarse, un grupo debe presentar ante el Ministerio de Gobierno una copia de sus estatutos, que debe reflejar la intención de perseguir objetivos religiosos, y una lista de sus miembros iniciales, con al menos 25 miembros. El ministerio puede rechazar las solicitudes si el grupo no parece estar dedicado a un objetivo religioso, parece tener la intención de realizar actividades ilegales o participa en actividades que parecen amenazar el orden público. Todos los grupos religiosos deben obtener el permiso de las autoridades municipales respectivas para la construcción y reparación de propiedades y para la celebración de eventos públicos, de conformidad con los requisitos para los esfuerzos no religiosos.

La constitución protege los derechos de los grupos indígenas a practicar sus tradiciones y formas de expresión cultural, incluidos los ritos religiosos. La ley permite que los grupos espirituales mayas realicen ceremonias religiosas en sitios históricos mayas en propiedad del gobierno.

El código penal penaliza con sentencias de un mes a un año la interrupción de las celebraciones religiosas, el delito de una religión y la profanación de lugares de entierro o restos humanos; sin embargo, los cargos rara vez se presentan bajo estas leyes. La constitución establece la libertad de expresión, protegiendo contra la blasfemia.

Según la constitución, ningún miembro del clero de ninguna religión puede servir como presidente, vicepresidente, ministro de gobierno o juez.

Un sacerdote católico y un pastor cristiano no religioso sirven como capellanes de prisión.

La constitución permite, pero no requiere, instrucción religiosa en las escuelas públicas. No existe un marco nacional para determinar la naturaleza o el contenido de la instrucción religiosa. En general, las escuelas públicas no tienen ningún componente religioso en el plan de estudios. Las escuelas religiosas privadas están permitidas y se pueden encontrar en todas las áreas del país.

El gobierno exige que los misioneros extranjeros obtengan visas de turista, que las autoridades emiten por períodos renovables de tres meses. Después de renovar sus visas de turista una vez, los misioneros extranjeros pueden solicitar la residencia temporal por hasta dos años.

El país es parte en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

PRÁCTICAS GUBERNAMENTALES

Algunos líderes mayas dijeron que el gobierno continuó limitando su acceso a varios sitios religiosos en propiedad del gobierno y exigiéndoles que paguen para acceder a los sitios. El gobierno continuó declarando que no había limitaciones de acceso; sin embargo, cualquiera que buscara acceso a los sitios ubicados en parques nacionales u otras áreas protegidas tenía que pagar tarifas de procesamiento o entrada. En Semuc Champey, un monumento natural, por ejemplo, la tarifa de procesamiento fue de aproximadamente $ 4 a $ 5, un precio prohibitivo para muchas poblaciones indígenas. Los líderes del Comité para la Designación de Sitios Sagrados que continuaban con los practicantes estatales de espiritualidad maya generalmente podían obtener acceso gratuito a los sitios si estaban acreditados y emitían una tarjeta de identificación como guías espirituales y habían recibido previamente un permiso por escrito del Ministerio de Cultura. de la ceremonia programada / práctica religiosa. Los líderes mayas dijeron que el gobierno continuó requiriendo un permiso por escrito, que involucraba papeleo considerable, viajes costosos a la capital y fluidez en español. La Comisión Presidencial contra la Discriminación y el Racismo (CODISRA) continuó brindando intérpretes para las personas indígenas a solicitud. Los defensores mayas continuaron presionando por el acceso, dentro de parámetros razonables, a los aproximadamente 2,000 sitios sagrados en tierras públicas y privadas.

En septiembre, la comunidad maya de Chicoyoguito expresó su preocupación por la falta de acceso a un sitio espiritual en la antigua Base Militar de Guatemala 21, que se transformó en una base de entrenamiento de mantenimiento de la paz de la ONU conocida como CREOMPAZ en Cobán, Alta Verapaz. La comunidad declaró que continuó solicitando el regreso de la tierra, incluido su centro ceremonial sagrado. En 1968, las fuerzas militares se apoderaron de la tierra y desalojaron a miembros de la comunidad maya.

El 5 de noviembre, con una orden de allanamiento de la Oficina del Procurador General (PGN), los oficiales e investigadores de la Policía Nacional Civil, junto con un abogado de la PGN, realizaron una búsqueda parcial del complejo de un grupo judío ultraortodoxo, Lev Tahor, ubicado en Santa Rosa . Algunos funcionarios del gobierno declararon que las acusaciones de abuso infantil, incluido el matrimonio infantil, rodeaban al grupo.

Grupos no católicos, incluida la Iglesia de Jesucristo, dijeron que algunas autoridades municipales aún los discriminaban al procesar las aprobaciones de permisos y en la recaudación de impuestos locales. Los miembros de la Iglesia de Jesucristo dijeron que a pesar de un fallo de 2013 que eximía a la Iglesia del pago de impuestos, las autoridades municipales continuaron vinculando el tema de la recaudación de impuestos con los permisos de construcción, negándose a emitir nuevos permisos a menos que la Iglesia pagara sus impuestos.

Los misioneros continuaron informando que optaron por permanecer con visas de turista para evitar lo que consideraron un procedimiento complicado para solicitar la residencia temporal.

El 26 de septiembre, el Congreso aprobó una resolución que ordena a las autoridades de migración que prohíban que una banda de heavy metal rock realice un concierto, declarando que la banda era satánica y que sus letras equivalían a un ataque a los valores cristianos. El defensor del pueblo de derechos humanos criticó la decisión, señalando que la constitución protege la libertad de religión y pensamiento. Algunas fuentes de medios locales declararon que la decisión equivalía a censura religiosa.

Sección III Estado del respeto social por la libertad religiosa

Algunos clérigos católicos continuaron denunciando amenazas y acoso contra ellos debido a su asociación con el trabajo de protección ambiental. Según los grupos espirituales mayas, algunos propietarios privados de tierras en lugares considerados sagrados por grupos religiosos mayas les negaron el acceso a los mayas, incluidas cuevas, lagunas, montañas y bosques.

Los miembros de la Conferencia Episcopal Católica dijeron que se sintieron ofendidos por una protesta del 8 de marzo por los derechos de las mujeres que creían que se burlaban de las tradiciones e imágenes religiosas cristianas. Otros líderes religiosos dijeron que no se ofendieron porque la marcha fue en honor de los derechos humanos y la igualdad.

Las comunidades cristianas, incluida la Iglesia de Jesucristo, así como las comunidades judía y musulmana, informaron una mayor colaboración interreligiosa durante el año, incluida la prestación de asistencia humanitaria después de la erupción volcánica del 3 de junio; creando una Comisión Humanitaria Interreligiosa, que durante el año proporcionó exámenes de la vista y anteojos a más de 9,000 personas; y combatir las altas tasas de desnutrición entre los jóvenes del país. Estos grupos proporcionaron asistencia sanitaria y humanitaria a personas independientemente de sus creencias religiosas.

Sección IV Política y compromiso del gobierno de EE. UU.

Los funcionarios de la embajada de EE. UU. Se reunieron regularmente con el defensor del pueblo de derechos humanos, CODISRA, y miembros del congreso para discutir temas de libertad religiosa, incluidas amenazas contra el clero católico y la falta de acceso de los mayas a sus sitios espirituales. La embajada continuó promoviendo un mayor compromiso entre el gobierno y las comunidades indígenas, incluso en relación con el tema base de CREOMPAZ.

Funcionarios de la embajada se reunieron con líderes de los principales grupos religiosos y representantes de organizaciones no gubernamentales basadas en la fe para discutir la importancia de la tolerancia y el respeto a las minorías religiosas. Los funcionarios de la embajada continuaron llegando a líderes y entidades religiosas, incluidas las oficinas del arzobispo católico; la Alianza Evangélica (la organización más grande de iglesias protestantes, que representa a más de 30,000 iglesias individuales); la comunidad judía; la comunidad musulmana; y representantes de la Comisión para la Designación de Lugares Sagrados para las comunidades maya, xinca y garífuna, para fortalecer la comprensión de los temas de libertad religiosa.

Informe original, clic aquí.

Imagen de portada|cw.usconsulate.gov