El Islán es la religión más grande del mundo, después del cristianismo. Es profesada por 1500 millones de personas. Para los musulmanes Jesús no es Dios; sino más bien un profeta a la altura de Moisés y de Mahoma.

Los problemas para cohabitar de ambos grupos, y la expansión misionera; han llevado a muchos a cometer grandes persecuciones, y crímenes a lo largo de la historia. Especialmente del lado musulmán. Ambas son religiones misioneras.

El libro sagrado del Islán es el Corán. Y al igual que los cristianos protestantes, ellos son monoteístas, adorando solo a Alá. Sin embargo, en el Corán el nombre de María es mencionado más que en los evangelios canónicos. De hecho la Sura 19, o capítulo, lleva su nombre. Es significativo, porque de los 114 capítulos, es el único que lleva el nombre de una mujer. Zeki Saritoprak, profesor de Teología y Estudios Islámicos de la Universidad John Carroll, en Estados Unidos, afirma que 70 versos canónicos hacen mención de María.

En la sura de la Familia de Imrán Jesús es calificado como el Ungido. Y la sura de Los profetas, ambos son llamados ” un signo para todos los mundos”.

Jesús es mencionado 25 veces en el Corán. Y tanto cuando su nombre es mencionado, o el de Mahoma, ellos añaden la frase: la paz esté con él. Lo mismo ocurre con María.

De modos que aunque pareciera imposible por ahora la conversión de los islamitas, si el fin de los tiempos no ocurriere en lo inmediato; el camino está preparado, para que también ellos, reconozcan al Señor Jesús, no solo como un mensajero de la verdad, sino como su único salvador.

Si la conversión de los paganos fue posible, lo será también la de los musulmanes.



ArabicChinese (Simplified)CzechDutchEnglishFrenchHebrewItalianPortugueseRussianSpanish
error: ¡Los contenidos de Outlook Mission, están protegidos por derecho de autor!
%d bloggers like this: