Génesis 1, es sin duda el capítulo de la Biblia más comentado en los círculos de estudios.

Sobre la existencia del universo y la vida, han surgido muchas teorías científicas. Lo que la biblia enseña, no es una teoría. Es la única verdad, sobre la forma en que vino a existir el mundo como tal.

No me detendré a explicar, ningunas de las teorías científicas, sobre el surgimiento del universo, y la existencia de la vida. Pero antes de avanzar, me gustaría dejar claro, que sería imposible sacar a Dios, de cualquiera teoría, que intente explicar el surgimiento del universo y la vida. Ya que como ha enunciado Newton en su tercera Ley: Toda acción tiene una reacción. Y el universo, la vida y la humanidad, es el resultado de una súper inteligencia, que un día planeó y diseñó su creación. Y ésta súper mente es Dios. Tal como es descrito en la Biblia.

El verso 1, nos dice que todo tuvo un principio. Lo que la Biblia nos deja claro aquí, es que a) la materia no es eterna. Fue creada. b) Antes del principio no había nada; Pero ya Dios existía en su propio mundo, desde donde creó el universo, y la vida en él.

El autor pone énfasis sobre todo, en la creación de la tierra, el hogar de la humanidad. No podemos entender nada, sobre el proceso de la creación de Dios, si intentamos explicar los hechos, desde el salón de un laboratorio. Porque en los VV: 1. Dios crea de la nada. 2 y 6-10. Hay agua líquida sin haber luz. La luz se crea en 3. Luego hay luz sin haber sol, y demás astros. Y hay tiempo sin haber luz, 5. Los astros aparecen en 14-19. Y llega a existir la vida vegetal sin haber sol, 11-13.

En 26-31, Dios crea al hombre. Cuando Dios crea le pide participación a alguien más. Esto es un misterio a la luz de toda la Biblia. Pero gracias a Juan 1, y al verso 2 de Génesis 1, podemos deducir que Dios habla consigo mismo, desde la óptica de la trinidad.

De la misma manera, que no podemos aplicar nuestra lógica, a la creación del universo y de la vida; tampoco podemos aplicar la lógica humana a la existencia de un Dios trino. Porque de poder explicar su existencia, entonces estaríamos diciendo que Dios no es infinitamente poderoso, y lo estaríamos delimitando al alcance de nuestro conocimiento. Y de no ser infinitamente poderoso, con todos sus atributos, tal y como lo establece la Biblia; entonces no sería Dios.

La única explicación humana a todo esto, es que el universo y la vida, es un milagro de Dios. Y que si Dios creó la materia sin haber nada, pudo desafiar las leyes científicas en la tierra, sin la necesidad de luz.

Dios creó el universo, que conocemos, y cualquieras otros que pudieran existir. Dios creó la vida, tal como la conocemos, y cualquier otros tipos de vidas que pudiéramos descubrir; si las hay. Dios sostiene toda la existencia con su poder y gloria.

Él es el resplandor de la gloria de Dios, la fiel imagen de su ser y el que sostiene el universo con su palabra poderosa. Y después de haber realizado la purificación de los pecados, se sentó a la diestra de Dios en el cielo (Hebreos 1:3, NBV).

Autor:Rev. Ruddy Carrera.

Imagen de portada/fayerwayer.

ArabicChinese (Simplified)CzechDutchEnglishFrenchHebrewItalianPortugueseRussianSpanish
error: ¡Los contenidos de Outlook Mission, están protegidos por derecho de autor!
%d bloggers like this: