La Unión Nacional Evangélica de Chile, propone a Venezuela una mesa de diálogo y acusa a la oposición de desestabilizar y afectar al pueblo venezolano

No justificamos las guerras ni formas de gobierno que afecten los derechos de las personas, desde nuestro punto de vista, no queremos que las bombas y las balas sustituyan a un imperativo diálogo, no queremos ser sujetos pasivos y/o cómplices a la distancia de guerra, de muertes y destrucción.

Dice la carta que fue entregada al embajador de Venezuela en Chile  Arévalo Méndez, quien dijo ven en la iglesia evangélica chilena “una plena disposición, a colaborar y ayudar en el establecimiento de un mecanismo de diálogo en Venezuela, que nos haga avanzar a todos, ya que el problema no es solo Venezuela, sino el mantenimiento de la paz en el hemisferio”.

Y sobre los medios empleados, para entregar la ayuda humanitaria, desde la frontera colombiana; han acusado a la oposición, de usar esta ayuda como un mecanismo, de traer inestabilidad al país, y de crear “una crisis política importante y un uso excesivo de la fuerza, con la clara intención de desestabilizar y afectar al pueblo venezolano”.

La Unión Nacional Evangélica (UNE-Chile), está compuesta por 4 mil iglesias.

La crisis de Venezuela ya se está sintiendo en otros países, y amenaza con desestabilizar la región.

Según los últimos datos ofrecidos por la ONU. 2,3 millones de venezolanos, han dejado el país desde que empezó la crisis.

Entretanto Ana Leonor Acosta, quien es la abogada de presos políticos y activista de DD. HH., explicó recientemente, que la cifra de  presos del régimen de Maduro, se incrementó en comparación al balance de enero de 2018.

Imagen de portada, representantes de UNE-Chile y el embajador Arévalo Méndez/Radio Nuevo Mundo.

ArabicChinese (Simplified)CzechDutchEnglishFrenchHebrewItalianPortugueseRussianSpanish
error: ¡Los contenidos de Outlook Mission, están protegidos por derecho de autor!
%d bloggers like this: