Artículos
Las visitas ministeriales

Las visitas ministeriales

La Biblia dice que es hermoso ver los hermanos conviviendo de manera armoniosa (Salmos 133:1). Y realmente es maravilloso ver una congregación que se ama y que se brindan apoyo y protección mutuamente.

Las mayorías de los pastores y líderes cristianos suelen visitar a sus miembros de la iglesia, para orar por ellos y para brindarles apoyo. Los primeros cristianos debieron ser muy unidos y amistosos entre ellos (Hechos 4:32). Y aún nosotros también estamos llamados a tener una buena convivencia.

Hay muchas maneras de estar cerca de sus miembros, sin necesariamente tener que estar continuamente de casas en casas. Aunque debemos admitir que las visitas son un medio por excelencia, porque nos permiten ver y sentir de manera personal a nuestros hermanos y hermanas en la fe.

Sin embargo una llamada telefónica, un mensaje de texto o un correo pueden llevar al miembro también un mensaje de que en la iglesia hay alguien que siente preocupación espiritual por él.

Al visitar a un miembro de su iglesia, el pastor o líder debe hacerlo de la manera más apropiada y breve. Existe una idea errada sobre el pastor como una persona dependiente y holgazán. Esta idea pudiera estar vigente aún entre los miembros locales de algunas iglesias, que no valoran el esfuerzo y trabajos de sus líderes.

Pudiera darse el caso de que hayan líderes con estos defectos ministeriales, pero de ser así serían casos muy aislados, porque las mayorías de los pastores trabajan y dedican más tiempo de lo común a sus ministerios. Hay otra gran mayoría que a parte de pastorear, también desempeñan otras labores y roles sociales.

Pero aún en el caso más común de que un pastor o líder cristiano desee visitar a un miembro de sexo opuesto, lo más ideal es que si la persona a visitar vive sola, el líder se haga acompañar de una o dos personas. De lo contrario debe esperar la oportunidad ideal para efectuar estos tipos de visitas. La Biblia es clara al decir que no debemos dar lugar al enemigo (Efesios 4:27).

Es importante anunciarse antes de visitar a alguien, para que la persona esté disponible y apropiada para recibirle, y la visita sea más placentera.

Siempre es correcto tocar a la puerta antes de entrar a una casa, aún sea de mucha confianza. Y donde la relación no está bien definida es mejor esperar que le brinden el asiento donde sentarse. El pastor siempre debe demostrar sus buenos modales.

Si el pastor desea llamar por teléfono a un miembro de la congregación para saludarle y orar por él o ella, y si en su iglesia existe un teléfono oficial, entonces lo más ideal es que haga este tipo de llamadas vía este teléfono y no del suyo. Primeramente porque así el miembro relaciona esta llamada con el trabajo pastoral, y no con un pasatiempo del pastor.

Pero aún cuando el pastor o líder desea llamar a alguien, es importante que se anuncie de antemano, quizás vía un mensaje que pregunte al miembro qué día y a qué hora lo puede llamar. Esto es en el caso de que no sea una emergencia obviamente.

El fin de todo es que el pastor no debe dar lugar a que la gente lo vea como un hombre que invade su vida, y consume su tiempo y recursos.

Si al pastor lo invitan a comer a una casa, bueno fuera que lleve en una bolsa el café que servirán, o que pase por la tienda y compre un litro de jugo o algo útil para la oportunidad. Todos deben entender que su pastor es una persona valerosa, y que sus intenciones siempre serán las más correctas.

El pastor y los líderes cristianos tienen un nivel de educación superior, porque su ética está basada en los principios que la Biblia enseña.

Por algo aquí en occidente el pastor también es llamado el reverendo.

Por el Pastor Ruddy Carrera.

Comente en Outlook Mission

CzechEnglishFrenchSpanish
Facebook
Instagram
Twitter
LinkedIn
Follow by Email
error: COPYRIGHT © 2021 OUTLOOK MISSION. A DIVISION OF RUDDY CARRERA MINISTRIES. ALL RIGHTS RESERVED.
%d bloggers like this:
Outlook Mission Radio

FREE
VIEW