Los cristianos de Corea del Norte memorizan versos de la Biblia

El cristianismo está prohibido en Corea del norte, por lo que los cristianos deben reunirse a escondidas, en un acto heroico donde arriesgan sus vidas.

En esta atmósfera  Peter Jung, un pastor cristiano, “Proporciona refugio, comida y dinero a los norcoreanos, que visitan las ciudades fronterizas chinas, antes de enseñarles el cristianismo”. Han señalado algunos medios.

Luego les anima a memorizar, versos completos de la Biblia, y a intercambiar, conocimientos bíblicos, con otros creyentes. Su plan es crear un ambiente cristiano, que cree las bases, para la evangelización del país, que se encuentra gobernado por un régimen comunista, adverso al cristianismo y a occidente.