Pastor es condenado a 15 años de prisión por el homicidio de su esposa

El juez que encabezaba el caso, deliberó en el mes de Diciembre que el pastor Philip Grandine había sedado deliberadamente a su mujer para que no pudiera entrometerse en su relación extramarital con una tercera persona. Y que por esta causa se ahogó en la bañera de la vivienda. Tenía 29 años y estaba embarazada de 20 semanas.

Según informaciones de la cadena de televisión CBC, el pastor ha sido condenado casi un año después de que el jurado lo considerara culpable de homicidio involuntario, por la muerte de su mujer, Anna Grandine, que estaba embarazada.

Los fiscales pedían para Grandine entre 13 y 15 años de cárcel, mientras que la defensa argumentaba que entre cinco y siete serían apropiados.

Imagen de portada|Global News.