¿Qué es una iglesia?

La Iglesia desde una perspectiva bíblica, como debe ser, es el cuerpo de Cristo (Col. 1:18). Este es el enfoque de la Biblia, desde el ámbito de la Iglesia Universal, como institución divinamente establecida.

Sociológicamente, se pudiera considerar la Iglesia Universal, como un conglomerado de iglesias locales. Entonces este es el punto que deseo tratar: La Iglesia Local.

Una iglesia es una comunidad cristiana, con una visión, con una misión, con oficiales ordenados, para ejercer sus ministerios, y con reglas y doctrinas bien definidas.

La Iglesia local es un grupo de creyentes, que sirven y se reúnen, con un propósito, para la gloria y honra de Dios.

La Iglesia Universal del Señor, primeramente es local, en cada comunidad de creyentes. La primera congregación de discípulos del Señor fue local, y a medida que se expandieron, mediante la evangelización, se fue convirtiendo, en una comunidad global y universal.

La naturaleza local de la Iglesia, le confiere un carácter de autonomía. Entonces podemos considerar, que la iglesia local, es también autónoma.

El carácter de autonomía de la Iglesia implica, que cada Iglesia debe tener su propio gobierno local, compuesto por sus oficiales ordenados y la congregación.

La congregación o mayoría absoluta de la iglesia, juega un rol muy importante, en el gobierno local, y en las tomas de decisiones de la Iglesia. Por eso es que la congregación, tiene en sus manos el poder, de las tomas de decisiones de la Iglesia.

El pastor y sus oficiales, son parte de esta congregación, y por lo tanto traerán a la congregación, cualquiera inquietud de toma de decisión, para que esta la ventile, vote y valide.

El gobierno congregacional de la Iglesia Local, es el que más se aproxima a la Iglesia Primitiva, y sentó las bases para las democracias modernas de las naciones.

El pastor es el ángel de la Iglesia. Es el mensajero de Dios, para su pueblo, por medio de su Palabra revelada en la Biblia. El pastor es el gerente, y principal figura de la Iglesia.

Al ser local y autónoma, también se espera que la iglesia sea autosuficiente.

La autosuficiencia de la Iglesia implica, que su congregación, debe ser capaz de autofinaciar sus proyectos y presupuestos, sin esperar que otras iglesias, lo hagan por ella.

Para hacer frente a desafíos doctrinales y misioneros, las iglesias suelen agruparse o asociarse en convenciones, asociaciones, concilios y confraternidades.

Estas asociaciones no deben procurar chocar con el programa local de la Iglesia. Ni imponerles reglas, ni apoderarse de sus finanzas, ni de sus propiedades. Pues la congregación y el pastor local, son dueños del destino de su iglesia, que es autónoma.

Cada iglesia es independiente de otras, en su gobierno. El acto de Asociación no debe afectar este principio.

Entonces, podemos resumir que la iglesia es:

  • El Cuerpo de Cristo.
  • Universal como institución divina.
  • Local como gobierno.
  • Una comunidad de creyentes.
  • Autónoma.
  • Democrática y congregacional como sistema.
  • Autosuficiente financieramente y en tomas de decisiones.
  • Independiente en su estructura organizativa y gobierno.

De modos que no guardamos dudas algunas, de que la Iglesia es el cuerpo de Cristo, de que Cristo es la cabeza, de que cada creyente es miembro del cuerpo de Cristo, y un real sacerdote, y que el pastor es el ángel de la Iglesia.

Por lo tanto, ni el mismo infierno podrá destruirla (Mateo 16:18).

Por Rev. Ruddy Carrera.