Todas las iglesias entran en la tómbola de beneficiarias del Estado

Así se expresó la politóloga dominicana Rosario Espinal, en un artículo titulado: Los partidos y las iglesias: barriles sin fondo. Que ha sido publicado en SIN.

¡Aquí no! Todas las iglesias entran en la tómbola de beneficiarias del Estado. Esto incluye no solo la construcción de iglesias y ahora las escuelas de denominación religiosa que sirven a los sectores de menores ingresos, sino también subsidios a los colegios privados religiosos que se constituyen como organizaciones sin fines de lucro, subsidios a las instituciones sociales que dirigen religiosos, reparaciones de edificaciones, construcción de obispados, donaciones de terrenos y edificios públicos, etc.

Antes el monopolio del financiamiento religioso lo tenía la iglesia católica. Ahora se benefician también las iglesias evangélicas que tienen un ritmo de crecimiento, cuando la católica disminuye.

Recordamos que el pasado día 9, El Consejo Nacional de Unidad Evangélica, y el Ministerio de Educación de la República Dominicana, firmaron un acuerdo institucional, donde el estado financiará los colegios evangélicos afines a esta asociación.