Un hongo de Michigan ya tenía 500 años cuando Jesús nació.

Se trata del hongo de miel, Armillaria gallica  descubierto en los años 80, y que según genetistas de la Universidad de Universidad de Toronto y de la Universidad Carleton en Ottawa, podría tener 2500 años de edad.

Como creyentes nos impresiona escuchar que aún hay organismos visibles vivos, que ya existían en la época de nuestro Salvador.

A otro Hongo de Oregón se le calcula 8000 años.