Un pastor en EE.UU. insiste en celebrar misas pese al coronavirus, ya que “a los verdaderos cristianos no les importa morir”

El religioso no quiere emplear aplicaciones móviles, como hicieron otras iglesias para llevar a cabo los servicios.

Tony Spell, pastor de la iglesia protestante evangélica Life Tabernacle, en Luisiana (EE.UU.), insiste en celebrar servicios religiosos pese a las advertencias de las autoridades debido a la epidemia de coronavirus en el país.

Spell fue arrestado el pasado 31 de marzo por realizar múltiples misas con más de 1.000 personas pese a la cuarentena. El religioso fue acusado de desobediencia al Gobierno y se le acusó de seis delitos menores por cada una de las misas que ofició desde el 16 de marzo, cuando Luisiana anunció la prohibición de reuniones de más de 50 personas, informa NBC News.

No obstante, ni el arresto ni las acusaciones lo detuvieron y el pasado 5 de abril convocó a cientos de sus fieles, que acudieron en autobuses contratados o conduciendo desde otras localidades. En su homilía, el evangélico predicó que no había “nada que temer” mientras, hasta ese día, Luisiana había registrado 13.000 casos de contagio y 477 muertes, recoge la agencia Reuters.

Un pastor en EE.UU. insiste en celebrar misas pese al coronavirus, ya que “a los verdaderos cristianos no les importa morir”

Publicado: 10 Apr 2020 03:36 GMTEl religioso no quiere emplear aplicaciones móviles, como hicieron otras iglesias para llevar a cabo los servicios.

El pastor Tony Spell hablando con los medios en Luisiana (EE.UU.), el 31 de marzo de 2020.
El pastor Tony Spell hablando con los medios en Luisiana (EE.UU.), el 31 de marzo de 2020. Gerald Herbert / AP

Tony Spell, pastor de la iglesia protestante evangélica Life Tabernacle, en Luisiana (EE.UU.), insiste en celebrar servicios religiosos pese a las advertencias de las autoridades debido a la epidemia de coronavirus en el país.

Spell fue arrestado el pasado 31 de marzo por realizar múltiples misas con más de 1.000 personas pese a la cuarentena. El religioso fue acusado de desobediencia al Gobierno y se le acusó de seis delitos menores por cada una de las misas que ofició desde el 16 de marzo, cuando Luisiana anunció la prohibición de reuniones de más de 50 personas, informa NBC News.

No obstante, ni el arresto ni las acusaciones lo detuvieron y el pasado 5 de abril convocó a cientos de sus fieles, que acudieron en autobuses contratados o conduciendo desde otras localidades. En su homilía, el evangélico predicó que no había “nada que temer” mientras, hasta ese día, Luisiana había registrado 13.000 casos de contagio y 477 muertes, recoge la agencia Reuters.

La cifra de muertes por covid-19 supera las 16.000 en EE.UU.

“Prefieren venir a la iglesia y alabar [a Dios] como personas libres que vivir como prisioneros en sus hogares“, afirmó Spell a la prensa, quien ya había asegurado que las medidas sanitarias adoptadas eran una amenaza para las libertades públicas y los derechos constitucionales.

Inacción de las autoridades

La Policía afirmó que estaba al tanto de las reuniones, pero no entró en la iglesia ni intentó detenerlas. Ese mismo domingo, el gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, catalogó de “extremadamente irresponsable” dichos servicios religiosos y recalcó que el pastor está “violando” las normas. “Estoy apelando a que haga lo correcto y hasta ahora, no lo ha hecho”, subrayó.

En una entrevista con el portal TMZ, Spell afirmó que “a los verdaderos cristianos no les importa morir” e insiste en  que las personas han estado confinadas como “prisioneros” y el único “respiro” que tienen es ir “a la casa de Dios y adorarlo como personas libres”.

Las personas que prefieren la tiranía a la libertad no merecen la libertad“, aseveró.

Spell no quiere usar aplicaciones móviles, como hicieron otras iglesias para celebrar las misas, ya que cree que eso “no funcione”.

Mientras tanto, la Policía sostiene que la postura de Spell no tiene nada que ver con la libertad religiosa ni política y en algún momento tendrá que enfrentarse a la justicia, donde “asumirá la responsabilidad por sus decisiones temerarias e irresponsables”. 20/4/20.

Por RT.

Imagen|El pastor Tony Spell hablando con los medios en Luisiana (EE.UU.), el 31 de marzo de 2020. Gerald Herbert / AP