Testimonio de Eline Mateo

Cuando yo era una niña, mi abuela siempre me llevaba a la iglesia; aunque era muy pequeña puedo aún recordar parte de esos momentos.

Por ejemplo: mi abuela siempre me decía que le leyera la biblia, casi todos los días, cuando estaba con ella en su casa. No sabía que Dios estaba mordeando mi corazón.

Ella siempre me ponía a orar. En esos momentos Dios me hablaba atraves de mi abuela.

Otras veces iba a la escuela dominical, aunque lo hacía por los dulces y juegos. Recuerdo que siempre iba por interés; pero Dios por su misericordia me estaba hablando y preparando para su camino.

Había un jóven que dirigía la escuela dominical, y se llamaba Misael. El siempre me ponía muchas tareas difíciles, porque yo era una niña inquieta; como dije anteriormente, siempre iba por los dulces. Y cuando estaban dando la clase, recuerdo que solo decía; ¿Cuando darán los dulces?

En ese tiempo no sabía que Díos me estaba hablando atraves de ese jóven. Puedo decir que muchas veces algo tan tonto, puede llevarte a la salvación, porque yo pensaba que iba por los dulces, pero Dios me estaba hablando atraves de esa escuela dominical.

A la edad de los ocho años, recuerdo que tío Ruddy llegó a la comunidad, a fundar una iglesia, siempre no reuníamos en la casa de mi abuela. A esa edad acepté al señor. Siempre íbamos a misiones. Y a pesar de tan corta edad, me convertí en una persona madura. Siempre en mi escuela me decían; “tu si eres tan tranquila”. De ser una muy inquieta, me convertí en otra niña. Dios me transformó.

Siempre mi tío me instruia en los caminos del señor desde esa edad .

En Vista frontal, a la izquierda Eliné Mateo con su hermana Edilí.


A esa edad recuerdo que íbamos de misiones, caminábamos hasta 12 kilómetros, para llegar a nuestro destino. Mi vida ha sida bendecida, al tener un tío pastor y una abuela cristiana, cuando cumplí los once años me bautizaron, porque sabía muy claro lo que era andar con el señor.

Dios ha sido bueno conmigo y siempre lo será.

Por Eliné Mateo|Eliné es parte de nuestro ministerio. Y es estudiante de matemática en la UASD, y en todos sus cursos ha sido reconocida, como estudiante meritoria.